Constructores ahogados en toneles de vino

Por su interés reproducimos un artículo aparecido en el suplemento de economía de la edición impresa de El Mundo el pasado domingo 7.

constructores venta de bodegasEl cartel de ‘Se vende’ cuelga de un buen número de bodegas creadas en los últimos años por acaudalados empresarios del ‘ladrillo’.

Rioja. Capacidad total 12 millones de litros, 60 millones de euros». «Bodega en Ribera del Duero, construcción total, 4.150 metros cuadrados, capacidad para hasta dos millones de litros. Precio, entre nueve y 15 millones de euros». «Se vende cava en el Penedes. De seis a nueve millones de euros» …

Aunque oficialmente los propietarios no lo admiten, la lista de empresas vitivinícolas que buscan comprador es interminable. La crisis económica y el desplome del consumo está golpeando con fuerza a grandes y pequeños bodegueros, aunque, de forma especial, a aquellos que se metieron en el sector en los años de boom económico, atraídos por el glamour y renombre que rodea al llamado Dios Baco.

La Federación Española del Vrno (FEV) cifra en más de 500 el número de bodegas creadas en los últimos años por empresarios ajenos al sector vitivinícola. Entre los que se distinguen tres grupos: constructores que han hecho su fortuna con el ladrillo, famosos que han querido tener el capricho de tener su propio vino y entidades financieras, entre las que destacan los fondos de capital riesgo y las cajas de ahorro.

«En el sector del vino se han enterrado grandes fortunas en los últimos años. Se han hecho suntuosas bodegas, que ahora tienen serios problemas financieros para sobrevivir», afirma José García Carrión, presidente de FEVy del grupo Don Simón.

Muchos de los nuevos empresarios del vino, especialmente los procedentes del sector constructor e inmobiliario, ahora han colgado el cartel de Se Vende.

Sin embargo, es difícil encontrar comprador. También los bodegueros de toda la vida pasan por tiempos difíciles, lo que está obligando a algunos a desinvertir. El grupo francés Pemord Ricard, propietario de Absolut y Beefeater, lleva más de un año intentando, sin éxito, vender sus bodegas en España, primero en bloque y ahora por separado. Son una docena repartidas en nueve denominaciones de origen con marcas tan reputadas como Campo Viejo, Tarsus o Ysios.

«Hay muchos que venden y muy pocos dispuestos a comprar», explican en el grupo Félix Solís, que en estos momentos busca una cava en el Penedes, donde puede elegir entre 50 bodegas en venta. El grupo castellano-manchego estuvo a punto de hacerse hace unos meses con la prestigiosa marca de la denominación Somontano, VIñas del Vero -finalmente adquirida por González Byass-. Solís desestimó la operación ante el gran desplome de ventas que están sufriendo los caldos de gama alta, con caídas de hasta el 40%.

Ahora está mirando las posibilidades de Enate, otra de las grandes marcas de Somontano, que ha sido una de las primeras bodegas de renombre en presentar el concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos, arrastrada por la delicada situación financiera de sus propietarios, la inmobililaria Nozar. De hecho, la matriz también se declaró en suspensión de pagos el pasado mes de septiembre.

Los Nozar, a través de Enate, también controlan un 40% de la bodega Aalto (Ribera de Duero), en la que también participan los Masaveu, una de las familias más acaudaladas de Asturias. Dicen los expertos que si no encuentra en breve comprador, Enate previsiblemente acabará en manos de los bancos acreedores.

El que también probó suerte en el mundo del vino fue Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa, también en suspensión de pagos. Martfn invirtió una pequeña parte de los 3.600 millones de euros de la fortuna personal que llegó a amasar durante la época dorada del ladrillo en Cepa 21, liderada por la familia Moro, donde también tiene participación el jugador brasileño Ronaldo. Parece ser que esta bodega también se está dejando querer por posibles compradores.

En la amplia planicie de Castilla La Mancha, en los últimos años han surgido grandiosos edificios, nuevas bodegas, construidas por empresarios del ladrillo de la zona que ahora atraviesan por una difícil situación económica y que necesitan inversores. Es el caso, según fuentes del sector, de Bodegas Lahoz, propiedad de los constructores Hermanos Lahoz y conocida en la población como Falcon Crest de Tomelloso (Ciudad Real) o Bodega Aresan, en Villarrobledo, otro ostentoso edificio del constructor Aurelio Arenas.

«En Rioja actualmente hay más de 40 bodegas en venta, la mayoría son de ladrilleros que no saben como dar salida a las miles de botellas que tienen. Se ha dado el caso de que algunos constructores han querido pagar sus deudas en vino», explica un empresario vitivinícola de la zona.

Pero la crisis también afecta a las bodegas de los famosos. La bo, dega Mas Perinet en el Priorat, del cantante Joan Manuel Serrat, lleva más de dos años a la venta.

El Priorat ha sido una de las zonas que más poder de atracción han ejercido en los últimos años sobre las grandes fortunas. Ha seducido a artistas como Uuís Uach, o Gérard Depardieu, a grupos vitivinícolas como Codorniu, Freixenet, Albet i Noya, Torres, Pinord, o Osbome. También a gente de otros sectores, como Enric Vives, propietario de la promotora catalana Balmes VIves.

«Actualmente hay unas 5.000 bodegas en España, muchas de ellas con serias dificultades por su falta de liquidez y las caída del consumo. Habrá muchos cierres», vaticina José García Carrión. Algunas están recurriendo al enoturismo en búsqueda de dar viabilidad al negocio. Pero son muy pocas las que logran f escapar de los números rojos.

TRES FORMAS DE ENTENDER EL VINO

  • El oportunista. El presidente de Martinsa Fadesa, Fernando Martín, compró una participación de la bodega Cepa 21, de Ribera de Duero, gestionada por la familia Moro. En el proyecto, también participaron como accionistas el actor Imanol Arias o el ex futbolista del Real Madrid, el brasileño Ronaldo.
  • El apasionado: Su pasión por el vino incentivó al presidente de Nozar, Luis Nozaleda, a colocar a Enate (Somontano) entre las bodegas españolas con más renombre. Sin embargo, Enate se ha visto abocada a presentar la suspensión de pagos arrastrada por los excesos inmobilarios de su fundador.
  • El inversor: Manuel Jove invirtió una pequeña parte de los abultados beneficios que obtuvo con la venta de Fadesa en el negocio del vino. A través de Avantselecta controla nueve bodegas en diferentes denominaciones de origen. El empresario ha paralizado, de momento, su plan de expansión en este negocio.
Be Sociable, Share!

Abre tu mente

cuantanos que opinas...
y si quieres mostrar tu imagen con los comentarios, pulsa el siguiente enlace gravatar!